Se escribe “playas de Cancún” y se pronuncia “paraíso”

“¡Qué milagro!”, eso fue lo que me dijeron cuando platiqué que fui a la playa 😔. Y es que sí, aún viviendo en el paraíso, a esta mundana sujetilla le cuesta trabajo tomar sus tiliches y visitar las hermosas playas de Cancún. Estoy tan acostumbrada a tener otros planes con amigos y seguir la corriente, que pocas veces me doy la oportunidad de estar conmigo misma tumbada en la blanca arena caribeña.

Y pues eso, armé mi mochilita, guardé un libro, descargué música de Cerati, Depeche Mode y Radiohead y emprendí el viaje. Elegí visitar Playa Delfines, una de las más lindas de Cancún. El recorrido del centro de la ciudad hasta este lugar es de entre 30 y 40 minutos en autobús, si bien no es de las primeras playas que se encuentran en la Zona Hotelera de Cancún, vale la pena el tiempo invertido. Ya que llegué, me dispuse a buscar una palapa con sombrita y perderme en el espacio.

Esta playa (como debe ser) tiene acceso gratuito, baños y palapas de uso comunitario, así que si te quieren cobrar por “uso de instalaciones”, la elegante respuesta es un “ahorita no, joven”.

Me he propuesto ir a la playa sola con más frecuencia. La verdad es que mi propia compañía me resulta bastante agradable y más si tengo un escenario tan espectacular como las playas de Cancún. Aclarado el punto, te dejo algunas fotos que espero te gusten 📷.

Mientras edito y escribo estas líneas, escucho Daydreaminig de Radiohead y tomo una XX bien fría.

playa-delfines-playas-de-cancun

playa-delfines-playas-de-cancun-1

playa-delfines-playas-de-cancun-3

playa-delfines-playas-de-cancun-4

playa-delfines-playas-de-cancun-5

playa-delfines-playas-de-cancun-7

playa-delfines-playas-de-cancun-6

 

 

Tal vez también te interese esto...

6 comentarios

  1. Hola Fer

    A veces cae muy bien a uno mismo ir a la playa, solo, en compañía de uno mismo.
    Ayuda a despejar la mente y liberar tensiones :3

    Saludos
    PD: Me encantaron las fotos 🙂

  2. Definitivamente tienes razón, los cancunenses nos envolvemos tanto en la cotidianidad que dejamos de disfrutar lo más bello de la ciudad. Sin duda iré muy pronto de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *